top of page

Taller de creación de dinero en efectivo



Aprende cómo crear manualmente tu propia comisión de cada transacción económica como si fueras un banco.




Para empezar me gustaría hacer una introducción al ejercicio abordando algunos conceptos que me parecen importantes para explicar la intención de este taller.

Por ejemplo, pienso que algunas personas que van a leer este artículo pueden tener la esperanza de que el Bitcoin y las criptomonedas sean la revolución que descentralice el poder económico del sistema financiero tradicional, y lo más probable es que estas personas se lleven una decepción. Por lo general, en la actualidad, parece que hay una gran insistencia para encontrar soluciones a nuestras vidas practicando las mismas dinámicas de siempre. Pero pienso que si queremos hablar de cambios en la economía hablemos de redistribución de la riqueza, de poner límites a los grandes capitales y la especulación, planteemos también el dividendo universal, entre otras propuestas, pero el Bitcoin tan solo juega una nueva partida en el mismo tablero.

Entiendo que haya confusión porque ciertamente uno se puede sentir atraído o curioso ante todas las nuevas narrativas y avances tecnológicos. Salen publicitados en todos los medios. Ya sea sobre inteligencia artificial, bioingeniería, robótica, realidad virtual, nanotecnología, etc. Se nos presentan muchas promesas revolucionarias con un programa de fondo un poco sospechoso, es la agenda transhumanista. Con esto no quiero decir que el bitcoin sea parte de esta nueva agenda, solo que mi opinión es que ningún cambio profundo en la humanidad va a venir de las ideas tecnológicas que alguien nos vende (y menos si se hace millonario en el proceso). Los cambios suceden en el momento en que las personas se implican en su propia transformación individual, y no nos olvidemos que, desde el principio, lo que ha promovido el progreso es menos esfuerzo.

En este sentido, si hablamos de reemplazar el sistema económico quizás necesitaremos practicar otras dinámicas, otros conceptos que permitan entender la economía como un medio y no como el objetivo final. Por el momento creo que no me equivoco si digo que la economía digital sigue perpetuando el poder económico de las instituciones financieras.

En este taller propongo mostrar gráficamente las implicaciones de esta digitalización de la moneda. Para hacerlo la propuesta es una especie de tutorial de manualidades para observar gráficamente los efectos que se producen en la economía virtual directamente en el soporte físico de un billete. Así pues, de un modo abstracto y simplificado, entendemos que cuando compramos con moneda física, esta es utilizada en muchas transacciones económicas durante todo su curso, y en ningún caso, la moneda cambia su valor por el mero hecho de hacerse una compra-venta. Pero si en cambio nos basamos en transacciones digitales, cada vez que se registre un movimiento, sabemos que el banco habrá sacado una comisión. En este sentido, si suponemos que podemos aislar en el medio digital un valor numérico determinado, que represente una moneda o un billete, y seguimos su hipotética trazabilidad en su curso económico, cada vez que ese valor se mueve, el banco registrà y se adjudicarà una parte de este, llegando un momento en que, en el conjunto de transacciones, el banco habrá generado el mismo valor inicial con la suma de comisiones.

Justamente esto se muestra en el ejercicio plástico, se puede hacer con todos los diferentes billetes y con diferentes tipos de recorte, pero aquí se muestra un ejemplo:


A. Dividimos un billete en una cuadrícula de partes iguales de un centímetro cuadrado, lo marcamos con un lápiz para que nos sirva de guía posteriormente. En este caso en un billete de 5 euros hay exactamente 72 centímetros cuadrados.

B. Conseguimos 72 billetes de 5 euros. Podemos hacerlo sacando dinero en un cajero y pidiendo cambio en comercios o simplemente tener la paciencia de hacer el proceso con cada billete de 5 euros que nos llegue a las manos.

C. Usamos el billete guía, que tiene la cuadrícula marcada con el lápiz, en una mesa de luz para calcar y superponemos y encajamos cada uno de los diferentes billetes encima para poder marcar la parte que queremos extraer.

D. A cada billete le recortamos con una cuchilla y una regla el centímetro cuadrado que nos interese. Cuanto más discreto sea el trabajo más fácil será la reinserción de los billetes originales en su curso legal.

E. Cada billete nos dará un centímetro cuadrado que, en la suma de todo el conjunto, nos permitirá reconstruir un nuevo billete.

F. Podemos terminar la actividad pegando todos los trozos del billete con cinta adhesiva.

Ahora podemos contemplar nuestra creación y ver claramente que el dinero no sale de la nada. Hay formas de plantear la actividad mucho más eficiente, todo depende de la creatividad de cada uno. El banco central permite intercambiar billetes deteriorados por billetes nuevos si se presenta más del 50% del billete roto. En este ejercicio, aunque se ha hecho con dinero real, solo se pretende representar gráficamente el concepto de economía fraccionaria.




Este articulo es parte de The Posttraumatic VOL.5 "Mas de lo Mismo". Puedes conseguirlo aqui. Y suscribirte por aqui.







Comments


bottom of page